Inicio >>  Métodos anticonceptivos  >>  Condón masculino

Condón masculino

El preservativo es un método muy antiguo que sigue siendo muy utilizado.

condon26

El preservativo, también llamado condón, es un método muy antiguo. Su nombre (condón) se cree que se debe al Dr. Condom que diseñó en el siglo XVIII, por encargo del rey Carlos II de Inglaterra, un capuchón para su uso sexual. Aunque existen ya referencias de este método en el mundo egipcio.

Se han elaborado con diversos materiales, desde el terciopelo, el lino, hasta tripas de animales. Aunque no fue hasta 1930 con el descubrimiento del caucho vulcanizado, y posteriormente del látex, que los preservativos empezaron a fabricarse con esta sustancia.

En la actualidad, y sobre todo debido a que no sólo protege de un embarazo no deseado, sino también de numerosas enfermedades de transmisión sexual, es uno de los métodos más recomendados y utilizados.

En realidad, el condón es una funda fina que recubre el pene y recoge el semen expulsado en el momento de la eyaculación, impidiendo así que entre en contacto con el canal vaginal y el cuello del útero.

Si su utilización es correcta tiene un alto grado de seguridad. El problema es que muchas veces no se utiliza de una manera correcta, dando lugar a roturas, o a simplemente que, como no se coloca en el momento adecuado su fiabilidad baja enormemente.

Cómo usar bien un preservativo

1. Colocarlo siempre antes de cualquier intento de penetración.

2. Se coloca en el extremo del pene en erección y se va desenrollando hasta cubrir todo el pene.

3. El preservativo, por lo general, tiene un reservorio en la punta. Para colocarlo correctamente se ha de presionar este reservorio para evitar que entre aire, ya que la existencia de burbujas de aire pueden dar lugar a las roturas.

4. El preservativo no debe sacarse durante la relación sexual.

5. Es importante que al retirar el preservativo el pene aún esté en erección y se sujete por la base para evitar que se derrame el semen o quede dentro de la vagina o del ano.

6. Comprobar que el preservativo no ha sufrido ningún daño ni tiene pérdidas. Se puede llenar de aire para ver que no hay ninguna anomalía.

7. No debe utilizarse más de una vez.

8. Comprar preservativos de calidad y sobre todo estar pendiente de su fecha de caducidad, así como de conservarlos convenientemente fuera de los cambios bruscos de temperatura.

9. No tirar al WC, sino a la basura. El preservativo no es biodegradable.


Etiquetas: , , ,

TE INTERESA SABER